Familiares de expolicía denuncian presuntos abusos. Policía dice que estaba embriagado y armado

Familiares de expolicía denuncian presuntos abusos. Policía dice que estaba embriagado y armado
Versiones totalmente opuestas se conocieron tras la retención de un expolicía por parte de un grupo de uniformados que atendieron un caso en el barrio El Campestre de Cartagena.
Mientras los familiares del pensionado Jorge Orozco Torres, denuncian abusos y excesos por los uniformados que lo retuvieron y lo esposaron sin que mediara alguna acción para ello, la policía dice todo lo contrario y argumenta que Orozco Toores, estaba embriagado y armado y resistió al procedimiento.
Aquí están ambas versiones:
Familiares de un pensionado de la Policía Nacional denunciaron hoy los presuntos abusos cometidos por unos diez uniformados, quienes de manera abusiva y vulnerandole todos sus derechos se lo llevaron detenido y esposado de su residencia en el barrio el Campestre.
Los hechos sucedieron a las 9:24 de la noche de este martes 16 de julio, cuando Jorge Orozco Torres, agente retirado de la Policía Nacional, quien llegaba a su hogar y es abordado por el subteniente de policía, identificado como Jaison Rincón Mejía, quien le pregunta que si esta armado a lo cual Orozco Torres, le responde que sí.
El uniformado le pide por favor poner el arma en un lugar visible, a lo cual el señor Jorge abre la reja de su casa y pone el arma en la terraza, este procede a entregar documentos de identidad y del arma, mencionando que es policía retirado evidenciándolo en los documentos entregados.
El agente en cuestión pide refuerzo y atendiendo el llamado llegan más de 10 policías para hacer el traslado respectivo del retirado de la policía como cual delincuente, esposado, señalan familiares del expolicía.
Señalan en un comunicado que es de total indignación para Jorge Orozco, su familia y vecinos, porque es y ha sido siempre un ciudadano ejemplar y jamás presentó inconvenientes en su oficio profesional.
En el vídeo, grabado desde una cámara de la residencia del afectado, queda evidenciado el abuso de autoridad por parte del uniformado quien se llevó a Orozco Torres a la estación de policía ubicada en el barrio Los Caracoles, quedando en poder del policía sus documentos de identidad y el arma.
Jorge Orozco, interpuso las denuncias pertinentes ante la Sijin y Cipol por este hecho.
Lo que dice la policía en un comunicado:
Cartagena D. T. y C.  Gracias a la información aportada por un motociclista, quien denuncia que un transeúnte en aparente estado de embriaguez portaba un arma de fuego, en el barrio El Campestre, permitió a miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena intervenir e incautar un revólver de fabricación industrial, marca Llama, con seis cartuchos calibre 38.
Junto a un oficial de la Policía Nacional, el motociclista señaló al sospechoso, logrando su ubicación en la 9ª Etapa del barrio El Campestre, cuando pretendía ingresar a una vivienda, siendo requerido mediante voces de alto, donde se le pide que deje el arma de fuego, y no lo hace de inmediato. Pese a ello, el Policía se controla y no acciona su arma de dotación, estando en una posición legítima de abatirlo por una agresión inminente.
Ante las ordenes impartidas por el Policía, el ciudadano deja el arma en la terraza del inmueble, mientras coordina más apoyos previniendo cualquier riesgo en contra de su integridad.
Esta persona es esposada y conducida a una instalación policial, con el objetivo de identificarlo plenamente y establecer si el arma de fuego se encuentra legalmente amparada para su porte o tenencia, apoyándose en el procedimiento de captura administrativa (Art. 28 Const. Política) (Sentencia C-024 de 1994.
Aunque el arma de fuego contaba con los permisos para su porte u tenencia, la conducta exaltada del ciudadano, su falta de coherencia en sus expresiones y gestos, evidenciadas por los policías que fueron maltratados verbalmente por este policía retirado, quien no acredita su condición, podrían indicar que presuntamente se encontraba bajo los efectos de bebidas embriagantes, procediendo a la incautación del arma de fuego, considerando el decreto 2535 de 1993, para determinar una posible infracción.
Es importante destacar que, durante el procedimiento, este ciudadano tomó una actitud agresiva y de irrespeto hacia los policías, por lo cual le será impuesto un comparendo por irrespeto a la autoridad, previsto en el Art. 35 numeral 1 de la Ley 1801 de 2016.
Frente a estos hechos el Comando de la Policía Metropolitana de Cartagena respalda el legítimo procedimiento de policía y reprocha la conducta del ciudadano por violar la ley y no comportarse adecuadamente frente a la autoridad, como lo exigen los artículos 2 y 95 de la Constitución Política Colombiana.