Juez envió a la cárcel a 3 implicados en secuestro y asesinato de hermanos en San Cayetano. A los otros los enviaron a sus casas

Juez envió a la cárcel a 3 implicados en secuestro y asesinato de hermanos en San Cayetano. A los otros los enviaron a sus casas

Un juez de Cartagena envió a la cárcel a tres y otorgó casa por cárcel a otros dos, implicados en el secuestro y posterior asesinato de los hermanos ganaderos Wilmar y Dairo Rivera Rodríguez, registrado en el corregimiento de San Cayetano, Bolívar.

La decisión la tomó el juez, al tener en cuenta las pruebas aportadas por la Fiscalía, Gaula de la Policía y Armada Nacional, quienes hicieron seguimientos a los vinculados a la investigación, quienes deberán responder por los delitos de secuestro, desaparición y homicidio agravado.

La decisión judicial cobija a Hernando Javier Vivazco Reyes, Luis Guillermo Ariña Castro y Carlos Alberto Viloria Peña, quienes fueron enviados a la cárcel de Ternera de Cartagena mientras que a Yesica Torres Castilla y Jesús David Rivera Ariña, recibieron detención domiciliaria.

Estas personas, deberán responder por los delitos de secuestro extorsivo, homicidio agravado y concierto para delinquir.

El secuestro de los hermanos Rivera Rodríguez, se produjo el 14 de marzo de este año en una finca de la vereda La Playa del corregimiento de San Cayetano, en San Juan Nepomuceno, Bolívar, en donde irrumpieron violentamente y tras intimidar a varios empleados, se los llevaron a la fuerza con rumbo no establecido.

Días después, la familia de las víctimas fue contactada por supuestos integrantes de un grupo insurgente, quienes le exigieron la suma de 350 millones de pesos a cambio de la liberación de los hermanos, siendo esta al parecer una estrategia para desviar la investigación según lo establecido por los investigadores del Gaula.

 

Desde el primer momento en que se tuvo conocimiento de estos hechos, el Gaula de la Policía Nacional y la Armada desplegaron un importante operativo con más de 300 hombres en el sector, quienes de manera ininterrumpida en estos dos últimos meses se lanzaron a la búsqueda de los dos hermanos, que se dedicaban a la ganadería.

 

Es así como gracias a estas actividades en terreno, entre las que se encuentran seguimientos, labores de campo y de análisis técnicos, se pudo determinar con exactitud la ubicación de los presuntos autores de la desaparición de los hermanos Rivera Rodríguez.

 

En el operativo realizado el 14 de mayo, dos meses exactos del secuestro, se incautaron 1 arma de fuego tipo escopeta y 7 celulares, varios de los cuales habrían sido utilizados para coordinar las ficticias exigencias económicas por la liberación de las víctimas.

 

Según las labores de inteligencia, los hermanos Dairo Alfonso y Wílmar Rivera Rodríguez habrían sido asesinados el mismo día en el que fueron privados de la libertad y sepultado en una fosa común en San Cayetano, a donde se desplazó un laboratorio de criminalística, que realizó las respectivas exhumaciones.

 

Las autoridades dijeron en su momento que estas personas harían parte de un grupo de delincuencia común que delinquía en esa zona de los Montes de María.