Transcaribe se respeta

Transcaribe se respeta

Por: Jackeline Pájaro López

Debo confesar que soy de las personas que no deja de sentir un infinito pesar cuando veo todos los días a mujeres con niños a cuestas pidiendo dinero en los semáforos. En más de una ocasión he bajado el vidrio del carro para darles una moneda y pedirles que cuiden a esos niños que llevan en brazos y que resisten junto a ellas las inclemencias del clima, el ruido de los carros, la contaminación ambiental y quién sabe cuántas cosas más. No debería suceder que los niños estén expuestos a este tipo de circunstancias, pero es la realidad que vemos cada día.
Pese a esto, coincido en gran parte con la reciente columna publicada por el periodista Javier Ramos en El Universal, titulada No les demos un peso (https://m.eluniversal.com.co/opinion/columna/no-les-demos-un-peso-XI1192088) en lo que se refiere a que el sistema de transporte Transcaribe comienza a verse amenzado por los que se suben a pedir plata con cualquier pretexto, y que tras eso pueden sobrevenirse otras situaciones que ya se han presentado en ciudades como Bogotá donde la inseguridad perturba la tranquilidad de quienes usan el Transmilenio.
Una cosa es pedir plata en la calle y otra hacerlo en Transcaribe, en donde además ya se suben a cantar y a predicar. Los usuarios del sistema merecen respeto, el sistema merece respeto y no solo porque no está hecho para ser pasarela de donaciones sino porque está siendo objeto de múltiples abusos como por ejemplo las incontables veces que se bloquea el solobús con ocasión de cualquier protesta.
El llamado es a los ciudadanos que debemos ser los primeros en entender nuestra responsabilidad para que Transcaribe se mantenga con un servicio de calidad. Basta ya de la indiferencia hacia todo lo que sucede con el patrimonio que es de todos.
Usted querido lector es el que decide finalmente la ciudad que quiere, el Transcaribe que quiere.
No se trata de promover un ambiente donde no haya solidaridad hacia quienes lo necesitan, pero sí de comprender que tenemos que cuidar nuestro patrimonio, y eso no es solo deber de las autoridades y el gobierno, eso es una responsabilidad de todos.
Jackeline Pájaro López
Comunicadora social – periodista, candidata a MBA, especialista en Comunicación estratégica