Unidad de Restitución presentó demanda para reclamar viviendas de víctimas de la violencia, en San Jacinto, Bolívar

Unidad de Restitución presentó demanda para reclamar viviendas de víctimas de la violencia, en San Jacinto, Bolívar

 

  • La entidad solicitó a los jueces de restitución la prelación de los casos presentados en demanda, teniendo en cuenta que cuatro de las personas representadas son mujeres cabeza de familia.

 

El Carmen de Bolívar, 19 de junio de 2019 . La Unidad presentó dos demandas colectivas con las que pone en consideración de jueces especializados en restitución, el restablecimiento de los derechos patrimoniales de seis familias sobre los predios urbanos donde construyeron sus viviendas y que, posteriormente, debieron abandonar a raíz de los asesinatos selectivos en el corregimiento Las Palmas; y de una masacre ocurrida en septiembre de 1999.

Según la directora de la URT en Bolívar, Mileth Agámez, “con la demanda, la Unidad, además de amparar el derecho a la restitución y la reparación integral de las víctimas, solicita a los operadores judiciales ordenar medidas complementarias que les garanticen mejores condiciones a las familias, la sostenibilidad productiva y el acceso a educación y salud”.

La entidad también solicitó la condonación de las deudas por concepto de impuesto predial, tasas y otras contribuciones de las casas lotes, así como la exoneración del pago de impuesto predial por un periodo de dos años. Asimismo, se busca el alivio de las deudas de servicios públicos domiciliarios, correspondientes al tiempo trascurrido entre la fecha de los hechos de violencia y la fecha de la sentencia de restitución.

“A medida que la entidad va presentando estos procesos para que se reconozcan los derechos a la restitución de las familias campesinas, también construimos país, pretendemos que estas personas retomen sus proyectos de vida y reconstruyan el tejido social en las poblaciones que más han sufrido la violencia” anotó la directora territorial.

Las Palmas y Bajo Grande fueron elegidos en los años 90 por las guerrillas como sitios estratégicos para consolidar su presencia en Montes de María. Tiempo  después, sucedieron violentos ataques de los paramilitares. La presencia de estos actores armados convirtió a San Jacinto en uno de los municipios de Bolívar con un alto número de desplazamiento, entre 1997 y el 2010: 10.477 personas abandonaron sus tierras.