Piden revisar traslados de Secretaría de Participación y Umata
12 enero 2022
¿Qué es el síndrome del burnout? Recomendaciones para prevenirlo
12 enero 2022

Consejos para evitar y tratar la humedad en viviendas 

Aged empty wall with green grass

  • Existen muchas maneras de prevenir o combatir la formación de humedad. Algunas prácticas son bastante sencillas y requieren de constancia y dedicación, especialmente si están orientadas en la prevención. 

La humedad en las paredes es una problemática común que afecta el interior y el exterior de las viviendas, la cual, sino es atendida a tiempo, puede tener un gran impacto en salud. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su “Guía sobre la calidad del aire interior: humedad y moho”, existe una relación directa entre la humedad y el moho con el riesgo de padecer enfermedades como rinitis alérgica, asma, bronquitis, entre otras infecciones respiratorias.

“Las personas en ocasiones identifican una pequeña humedad en sus hogares y no prestan la debida atención a esta situación; sin embargo, debemos asegurarnos de revisar y tratar esta problemática para que desaparezca lo más pronto posible y de esta manera evitar afectaciones de salud y cuidar la estética de los hogares”, indica Orlando Polo, gerente de servicio técnico de Pavco Wavin.

Con el objetivo de brindar consejos que permitan identificar y resolver esta situación en las viviendas, y en el marco de su propósito de contar con soluciones que ofrezcan mejor higiene y salud, Pavco Wavin entrega algunos consejos útiles y sencillos al respecto:

  • Identificar la causa. La humedad en las paredes puede surgir por diferentes circunstancias, las más comunes pueden ser: problemas en las cañerías y accesorios de desagüe. Otros factores que generan humedad se dan durante la instalación. Un error común en este proceso es someter a presión las tuberías de forma incorrecta mediante una prueba hidráulica, la cual está diseñada para verificar la hermeticidad del sistema. La eficacia de una tubería se verifica en un laboratorio y antes de comprarla.

Así mismo, las condiciones climáticas también pueden afectar la estructura del hogar por inundaciones.

Cuando un problema de humedad surge en una vivienda, este puede ser identificado por mal olor, aparición de moho, desprendimiento de pintura o gotas, entre otros.

  • Contar con una óptima ventilación. Ventilar los diferentes espacios del hogar es la mejor alternativa para evitar la formación de humedad. En lugares donde ya existe, lo recomendable es permitir que el sol ingrese, lo que ayudará a mitigar el problema. En los baños y zonas húmedas es recomendable instalar ventanas abatibles o corredizas que permitan el ingreso de una suficiente cantidad de aire.

 

  • Revisar el techo y las paredes. Al menos una vez al año, es aconsejable revisar el estado del techo y de las paredes del domicilio tanto interna como externamente. Así se podrá detectar a tiempo grietas y fisuras y evitar futuras filtraciones. Es posible que sea necesario impermeabilizar nuevamente algunas superficies para prevenir que el agua penetre los muros, cubiertas y techos provocando la aparición de humedades.

  • Realizar mantenimiento a las canaletas y bajantes de agua. Si la vivienda está rodeada de vegetación, se deben retirar periódicamente las hojas y las plantas que crecen alrededor de los cimientos de la vivienda y limpiar los canales de lluvia con frecuencia.

 

  • Instalar deshumificadores en áticos y sótanos. Este dispositivo de climatización permite eliminar la humedad del aire, al absorber el agua del ambiente.

  • Cuidado con los suelos de madera. Si la vivienda cuenta con suelo de madera, se debe procurar no humedecerlo en exceso al limpiarlo, ya que la humedad tarda más en desaparecer en este tipo de materiales.

  • Revisar el estado de los emboquillados de baldosas y azulejos. Es importante revisar el estado de estos, ya que el agua que queda estancada en las duchas, zonas de lavandería o zonas húmedas, puede filtrarse a través de la placa inferior, aflorando en el techo de la planta baja.

  • Pinturas antimoho y lavables. Es posible realizar la aplicación de pinturas que eviten el crecimiento de moho o permitan realizar una fácil limpieza de las superficies, evitando que el moho se adhiera a las paredes y techos, permitiendo su fácil remoción. Es importante seguir las recomendaciones de aplicación ya que algunos productos pueden ser irritantes.

  • Contar con buenas condiciones de higiene. Cuando el moho ya se ha impregnado en paredes u objetos, lo más efectivo es lavar estos con agua, cloro y jabón, para desinfectar estas superficies.

 “Para evitar humedad en los hogares, es clave que los materiales de construcción sean de alta calidad y que ofrezcan seguridad a largo plazo”, expresó Polo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *