Surtigas continúa atención virtual por canales habilitados a usuarios
15 septiembre 2020
Entra en vigencia nuevo pico y cédula en Cartagena: Pares e impares
15 septiembre 2020

Reapertura de playas pilotos en Bocagrande y Playas Azul (La Boquilla) será en turnos de 4 horas

Cartagena se prepara para la apertura de sus playas bioseguras

Cartagena de Indias, D. T. y C., 15 de septiembre de 2020.- Siguiendo todos los protocolos y reglamentaciones establecidas por el Ministerio de Salud, Cartagena se prepara para el piloto de apertura de sus playas bioseguras.

Este piloto se ejecutará en tres sectores de playa en Bocagrande, entre El Bony y el edificio Torre Caribe, y en la zona de Playa Azul, en La Boquilla, con un cumplimiento estricto de lo establecido por el Ministerio de Salud.

“Debemos ser rigurosos en el estricto cumplimiento de lo dispuesto por el Gobierno Nacional en la Resolución 1538 del 3 de septiembre de 2929, que reglamenta los pilotos de apertura de playas, porque no queremos que en poco tiempo debamos volver a cerrarlas si se presentan rebrotes”, explicó Jean Paul López, coordinador de playas del Distrito.

Durante más de cuatro meses, un equipo interdisciplinario de la Alcaldía de Cartagena y otras entidades como la DIMAR, Ministerio de Salud, Parques Nacionales, entre otros, han venido preparando estos pilotos de reapertura, que implican el estricto cumplimiento de medidas para minimizar el riesgo de contagio de la COVID-19.

“Vamos a tener una limitación en la cantidad de personas que puedan ingresar al tiempo a la playa, por lo que se diseñó junto a la DIMAR una capacidad de carga establecida, es decir, un número máximo de personas que pueden estar en la zona de descanso de los bañistas, la zona de servicios, además de los operadores que van a garantizar el funcionamiento de la playa biosegura”, resaltó López.

Por esta razón, tanto cartageneros y turistas que deseen hacer uso de la playa deberán realizar una reserva previa a través de un sistema que será anunciado prontamente. Además, solo se podrá asistir a la playa con el grupo familiar con el que se convive, para cumplir las medidas de bioseguridad.

“Al llegar a la playa, el bañista será ubicado en una zona delimitada de diez metros cuadrados llamada zona de reposo, en la cual puede haber hasta seis personas, todas del mismo grupo familiar”, advirtió el funcionario.

Las reservas serán por máximo cuatro horas en dos turnos: uno en la mañana y uno en la tarde. “Una playa biosegura con distanciamiento reduce el número de personas que se puede tener en la playa. Por eso, para poderle dar más oportunidades de acceso a los bañistas, se han determinado estos horarios”, aseveró López. A las playas no se podrán ingresar alimentos ni bebidas.

La administración del alcalde William Dau Chamat, en su compromiso con la reactivación del turismo en la ciudad y la prevención de la COVID-19, viene trabajando de forma expresa para que cartageneros y turistas puedan disfrutar en octubre de la apertura de las playas bioseguras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *